Inicio Opinión El efecto Aguirre / Opinión Miguel Hernández

El efecto Aguirre / Opinión Miguel Hernández

9 minuto leer
0
339

La irrupción Ángel Aguirre en Guerrero (el hijo) ha generado una serie de suspicacias y nerviosismo, también incredulidad y sobretodo el recordatorio de que Aguirre (el padre) como corriente existe y tiene facturas y cuentas pendientes por cobrar.

Más allá de querencias o malquerencias políticas, Aguirre (los dos) viene a mover el tapete de la frágil estabilidad política que tiene y vive el Estado.

No, no hay que confundir, esta aseveración carece de filia o fobia, es simplemente una realidad. Basta ver la actividad política de la CETEG; la delincuencia organizada (sí, esa también está haciendo política ¿o no?) las organizaciones sociales y demás grupos, unos de manera tímida, otros más activos, pero todos al margen de la ley y al amparo de la impunidad.
angel-e-ipgTras las ya frecuentes apariciones Aguirre (el hijo y a veces el papá también) ha quedado claro que la estructura de su corriente política (IPG) se encuentra activa y agrupada (de manera rápida) y también queda demostrado que no tal solo es activo político, sino que además manda la señal de venir por su espacio propio al interior del PRD en Guerrero y con la suficiente capacidad hasta para armar de manera paralela un partido local con sus propias siglas «progresistas» y así tratar de retornar por fuero político en el 2018.

 

Aguirre  (los dos) y su corriente están aprovechando la inmovilidad política que se vive en Guerrero, un PRD en decadencia y sin liderazgo, un PRI abandonado a su suerte y sin liderazgo estatal que aglutine a los priistas que más que ganadores se sienten derrotados, un Movimiento Ciudadano que está desaprovechando oportunidades (a no ser que en lo «oscurito» ya traiga alianzas con los aguirristas) y su meta es más local, tratando de amarrar futuras candidaturas, los demás partidos?; son parte de una parafernalia más económica que política.Captura de pantalla 2016-07-03 a las 8.48.28 p.m.

 

Desestimar los «mensajes» que manda Ángel Aguirre Rivero, a través de su corriente política es desestimar el rumbo político que puede tomar el Estado, en Guerrero ya se probó la alternancia y no le ha ido nada bien, entrar en una espiral de «vendetas» políticas seria poco saludable ante la circunstancia de la posibilidad de que sea la criminalidad y la impunidad la que pase a ser norma política en Guerrero como status social de gobernanza y no de gobernabilidad.
el-gobernador-aguirreSe debe de tomar en cuenta de que Aguirre tiene activos políticos afines a nivel nacional y no nada más en el PRD, si no en el PRI el cual le otorgó el poder inicialmente; actualmente tiene fortalezas en el PRD nacional y su habilidad para hacer alianzas (o complicidades).

Desde el Senado y el Congreso de la unión son notorias a grado tal del fuero que actualmente goza desde las esferas del poder, o hay otra razón por la que tras los sucesos de Iguala este libre de sospecha jurídica y política (aunque haya dejado la gubernatura) en esas alianzas, amistades y coyunturas hay demasiados nombres como lo sería Osorio Chong y el propio Peña Nieto.
Queda claro que Aguirre y su corriente vienen por Guerrero y sus municipios más importantes ya sea vía el PRD, alianzas y su partidito ( en caso de armarlo), la operación política es simple, sobretodo cuando va aderezada con un sentimiento de revancha y conlleva la soberbia que caracteriza ha aquellos que se han visto despojados del poder, así tenemos que dentro del esquema del desquite y demostración de poder; entra la posibilidad de tratar de superar a quienes se consideran rivales y adversarios y ejemplos sobran.
René Juárez y Carlos Sánchez Barrios armaron Alianza por Guerrero; partido efímero pero que dio algunos resultados por lo tanto podría ser una meta a superar, sobretodo si al armar un partido «progresista» va implícita una alianza con el PRD en Guerrero.

A Zeferino Torreblanca no le alcanzó el aire político democrático que presume tener y se quedó en el intento de armar su partido y vio su realidad en el Acapulco que considera su bastión y garantía política.

En el PRD hay varios a quienes cobrarles facturas a favor y a quienes cobrarle cuentas como lo es el caso de Evodio Velázquez, para cobrarle al PRI tiene a la mano a los Moreno Arcos como pretexto ideal para moverle el tapete al Revolucionario Institucional y a la propia estructura del gobierno del Estado.
Suena interesante este escenario sobre todo cuando vemos que el aguirrismo se mueve y cada vez más pareciera que lo hace con toda la permisividad o de plano hay tal inmovilidad que nadie advierte que el 2018 ya llego a Guerrero y puede atropellar a varios o a todos principalmente a un PRI que es mera figura decorativa en lugar de ser el activo político que debe de estar vigente y actuante, o acaso también será parte del cobro? O los tratos en los «oscurito»?

En Síntesis y sin miedo:  habrá que esperar el resultado del… Efecto Aguirre.

Miguel Hernández Albarrán

@miguelanh

  • ¿Y el PRI y el PRD en Guerrero? / Opinión

    Pasadas las elecciones del 5 de junio y tras los «sesudos» análisis de los resultados, la …
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión

Deja un comentario

Mira además

Astudillo pide al gobierno federal plan por pérdida de empleos ante Covid19

El Gobernador Héctor Astudillo Flores sostuvo una video conferencia con la Secretaria de G…