Dark Light
(Des) Lealtades… / Por: Miguel Hernández Albarrán. La deslealtad y la traición a MÉXICO y a los mexicanos sea ha normalizado y se alienta en aras de una nueva lucha de clases, ¿ o no?

Las Cosas de la Política

La lealtad tiene diferentes acepciones y un solo valor, valor que demuestra la fidelidad de alguien hacia otra persona, proyecto, ideología o simplemente una forma de ser y estar en una congruencia personal para con el compromiso con otra persona o proyecto de vida, personal, social o político, hay quienes profesan lealtad, otros la exigen, unos más la ofertan por favores políticos o económicos, al final de cuentas para estos últimos “su lealtad” es mera moneda de cambio.

El tema de la lealtad o la deslealtad agarra vuelo e importancia en el ámbito político, sobretodo de la elección pasada reciente, conforme se van conociendo los nuevos territorios electorales, los números finales y la percepción de que y como ganaron o como perdieron, empiezan las sospechas, las acusaciones, los señalamientos y las negaciones, se hacen y se harán ajustes, se correrá y defenestrara a gente que se consideraba parte de liderazgos u operadores políticos (ya tenemos a los primeros caídos y ejemplos), quien pide lealtad a conveniencia, marca sus propios parámetros de medición y de paso la corrompe y la vuelve mercenaria, generando una especie de demanda a subasta de compra venta y de ahí el que se genere el resultado final de omisión y traición como tal.

En el presente de la Política a la mexicana (politiquería más bien dicho) no hay lealtades, hay dogmatismo político alimentado por un discurso de confrontación de clases, por una manipulación de sentimientos encontrados de quien cree merecer todo sin esfuerzo, al fin que unos tienen más que otros y todos debemos tener lo mismo, total así nos están asegurando que debe de ser y quien lo dice lo repite de manera maniquea diariamente. O eres o no eres o estás con él o contra él y el Estado es él, totalitarismo absoluto al fin y al cabo.

Actualmente en política podemos definir que la lealtad es una mera palabra para adular y profesar afinidad momentánea, total siempre habrá manera de negar dicha lealtad y buscar a quien más jurársela, sobretodo si otorga cargo, candidatura, trabajo o negocio, al final de cuentas, podrán decir “mi lealtad no fue correspondida” y “no traiciono”, “soy congruente”, así tenemos que solo queda una sola definición final para aquellos que justifican, sus mentiras políticas y sociales y esa frase les queda como “anillo al dedo” TRAICIÓN o más bien dicho son TRAIDORES. Y se escudan en las… (DES) LEALTADES.
PD. La deslealtad y la traición a MÉXICO y a los mexicanos sea ha normalizado y se alienta en aras de una nueva lucha de clases, ¿ o no?

entradas relacionadas
Total
58
Share