Dark Light
Con AMLO en permanente campaña política y lo ya visto y establecido por su discurso de confrontación y polarización, México puede entrar en una etapa social difícil, en la cual el crimen organizado sería el ganador.

¿De qué lado estas? Esto viene a ser una pregunta muy oportuna tras los resultados de las elecciones del 6 de Junio pasado, una disyuntiva que se torna política, económica y social, una retórica discursiva que será permanente, una duda hasta existencial, sobretodo si se sigue promoviendo la polarización como norma de control político de las bases sociales.

Está pregunta fue planteada de manera disfrazada a la mañanera siguiente del día de la elección y reforzada con la reclasificación del nuevo segmento de adversarios políticos los ciudadanos de la “clase media aspiraciónal”, lo que según el evangelio de López Obrador sería un pecado mortal que atenta contra su cuarta transformación, palabras a la ligera, que le explotaron duramente a grado tal de que muy a su estilo reculo y dijo que se debe gobernar para todos, solo hay que agregar la pregunta ¿tu le crees?.

Su estilo personal de hacer política tiene una sola norma “o estas con él o contra él” no hay más, lo demás es mera retórica y demuestra en los hechos su sentimiento de revancha y venganza, las palabras dichas en la mañanera son el script que deben usar de manera obligatoria y de inmediato todo aquel que pertenezca a MORENA y quiera ser ungido como leal lopezobradorista, de lo contrario corre el riesgo de pasar a la congeladora o hasta ser desdicho y prácticamente regañado desde el púlpito presidencial.

Pasamos del comentario del mejor presidente de Mundo (de acuerdo a sus encuestas) a decir que México es el ejemplo de como gobernar con democracia, al parecer se le olvida que quiere desaparecer al INE e insiste que en la CDMX hubo mal manejo electoral en su contra, y trae en mente hacer una elección para revocación de mandato como una forma de mantenerse en campaña y volver a aparecer en la boleta y tal vez hasta con eso tener el pretexto de extender su mandato, ya logro hacerlo con el ministro Saldivar, aunque esperemos haya dignidad personal y profesional y sea el propio magistrado presidente de la suprema Corte el que evite ese exceso de autoritarismo.

Andrés Manuel López Obrador anda enojado, desquiciado y busca revancha, si dice irónicamente que esta feliz, feliz, feliz por los resultados electorales, el hecho de perder la mitad de su reino inicial (CDMX) lo trae ya rumiando una revancha y si agregamos el acelere de quienes ya se consideran presidenciables, más lo difícil que le podría ser manejar la cámara de diputados y los escándalos que le empezarán a reventar con el claro ejemplo de la corrupción, SU CORRUPCIÓN no la del pasado, a esa ya le otorgó impunidad, la suya resulta ya ser más escandalosa de la que acusa y usa como falso discurso moralista.

AMLO y su partido se presumen ganadores a pesar de la gran caída de votos y votantes en comparación del 2018, se le esfumaron, regresó a lo que prácticamente es todavía su voto duro, eso lo trae desorientado y enojado, se pondrá piel de cordero momentáneamente, pero seguirá en su proyecto de destrucción que no de transformación, sería oportuno agarrarle la palabra y preguntarnos y actuar en consecuencia… ¿De qué lado estas?

PD. Con AMLO en permanente campaña política y lo ya visto y establecido por su discurso de confrontación y polarización, México puede entrar en una etapa social difícil, en la cual el crimen organizado sería el ganador al tener ya en proceso el control político, de gobernantes y servidores públicos de todos los niveles, por otra lado la CORRUPCIÓN será un referente real de la llamada cuarta transformación, ¿o no?

entradas relacionadas

NO SEA GACHO / Por: Miguel Hernández

En él caló popular la frase es cada vez más usada para hacer referencia a muchas de las frases y políticas públicas de la cuarta transformación, hay epítetos más fuertes pero el GACHO
Total
42
Share