Dark Light
Las campañas que vemos en la actualidad ya tienen forma, por un lado vemos a un candidato recorriendo el estado sin problemas y sumando voluntades, proponiendo, con objetivos claros y alcanzables; por el otro a MORENA, partido dividido con diferentes frentes abiertos que cada día le afectan más en lo moral y organizativo.

El domingo 4 de abril iniciaron las campañas para diputaciones locales y federales. En Guerrero se elegirán 28 escaños por mayoría relativa, es decir, ganará quien tenga más votos en las urnas. 9 diputaciones federales también son por mayoría. En teoría, junto a la candidatura al gobierno del estado tienen que trabajar en conjunto para obtener la victoria.

El PRI y el PRD comenzaron con todo sus campañas. Mario Moreno Arcos acompañó en el arranque de las candidaturas de la histórica alianza, esa con los partidos de las estructuras más organizadas y con los liderazgos más disciplinados, los que comprendieron que juntos obtendrán el triunfo; con esa lógica eligieron a sus candidatos y candidatas y distribuyeron las candidaturas.

De los 10 partidos políticos acreditados en el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPCGro), sólo MORENA mantiene sin definición parte de sus candidaturas; la visible división al interior ha complicado aún más el trabajo coordinado que se requiere. La fractura es tal, que incluso ex aspirantes de ese partido han decidido apoyar a otras expresiones y otra parte ha hecho llamados a hacer voto cruzado o de castigo contra sus correligionarios.

Moreno Arcos por su parte recorrió 5 de las 7 regiones del estado. Por la mañana estuvo en Acapulco; a medio día en Zihuatanejo; por la tarde visitó Arcelia y Huitzuco; finalizando su importante gira en Chilpancingo.

El candidato del PRI-PRD le dio la importancia que se merece a las y los candidatos que le ayudarán a sumar votos el 6 de junio, por ello trató de acompañarles. Obtener la mayoría en el congreso estatal le ayudaría a Mario Moreno a consolidar los compromisos y proyectos que forman parte de su propuesta de campaña. Por otra parte, ganar diputados federales de la alianza, además de significar un contrapeso al Presidente, ayudaría a bajar
recursos de la Federación para obras, programas y apoyos necesarios en nuestra entidad.

En la semana se definirán las candidaturas a presidencias municipales, el último escalón que se requiere para que todas y todos los candidatos de la alianza histórica y revolucionaria del PRI-PRD trabajen en cada una de sus trincheras para lograr el triunfo. Este último proceso se antoja complicado, pero los casi 100 años de experiencia del PRI en los procesos de selección de candidatos y la alta disciplina que han mostrado los liderazgos, dirigentes y militancia del PRD, sin duda influirán para que el proceso se desarrolle de la mejor manera posible.

Las campañas que vemos en la actualidad ya tienen forma, por un lado vemos a un candidato recorriendo el estado sin problemas y sumando voluntades, proponiendo, con objetivos claros y alcanzables; por el otro a MORENA, partido dividido con diferentes frentes abiertos que cada día le afectan más en lo moral y organizativo.

entradas relacionadas
Total
3
Share