Dark Light

El Juez 61 Penal del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, sentenció a 25 años de cárcel a un sujeto que durante tres años abusó sexualmente de su hijastra; primero en un domicilio de Tultitlán, Estado de México, y después en la colonia San Miguel Amantla, delegación Azcapotzalco.

Los elementos de prueba presentados por la Procuraduría General de Justicia capitalina fueron determinantes para que magistrados de la Quinta Sala Penal confirmaran la sentencia de 25 años ocho meses de prisión a Gerardo Israel Ángeles González, culpable de los delitos de violación equiparada agravada y corrupción de personas menores de edad.

Desde que la víctima tenía ocho años de edad, el imputado comenzó a ganarse la confianza tanto de la madre como de la menor, sosteniendo con la primera una relación de concubinato que duró cuatro años.

Con el tiempo, indujo a la niña a tener relaciones sexuales con él, lo que provocó que ésta tuviera una falsa apreciación de la manifestación de amistad del indiciado, pues visualizaba estas conductas como adecuadas toda vez que ya estaba habituada a ellas, al grado de percibirlas como una muestra de cariño.

Los dictámenes psicológicos presentados por la Procuraduría capitalina durante el proceso establecieron que ante la falta de la presencia paterna, la afectada conceptualizó al sentenciado como una figura de protección y afecto.

La ofendida recibió agresiones sexuales hasta seis meses después de haber cumplido los 11 años de edad, tiempo en el que el acusado le daba a tomar pastillas anticonceptivas o usaba preservativos a efecto de que no quedara embarazada.

No obstante, el 8 de agosto de 2015, el acusado fue sorprendido en flagrante delito por la madre de la menor, quien solicitó apoyo de policías preventivos, mismos que detuvieron a Ángeles González y lo trasladaron a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, donde lo consignaron por los ilícitos relatados.

 

Tomado de DDMX

Deja una respuesta
entradas relacionadas
Total
0
Share