Inicio Opinión CONCUBINOS CASADOS / Dr. Víctor Salas Bello

CONCUBINOS CASADOS / Dr. Víctor Salas Bello

8 minuto leer
0
1,045

En la sesión del día miércoles 02 de septiembre de 2020, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con una votación dividida de 3 contra 2, declaró inconstitucional el requisito de soltería que exige el Código Familiar del Estado de Morelos, para efectos de que una relación de pareja se pueda considerar como un concubinato (Amparo en Revisión 3727/2018), de tal suerte que, de acuerdo con dicho fallo, una persona puede ser reconocida legalmente, al mismo tiempo, como integrante de un matrimonio y de un concubinato.

Con base en lo anterior, se consideró que la concubina puede demandar pensión alimenticia con quien haya tenido una relación de concubinato, incluso cuando el hombre se encuentre unido en matrimonio con una tercera persona.

En dicha sentencia que prácticamente redefine la figura jurídica de concubinato, la Suprema Corte amparó a una mujer del estado de Morelos que en 2015, demandó una pensión alimenticia a un hombre casado, con el que mantuvo una relación durante doce años.

Cabe precisar que el Código Familiar de Morelos (art. 65), de forma similar al Código Civil del Estado de Guerrero y a la mayoría de los Códigos Civiles y Familiares de la República Mexicana, definen al concubinato como la unión de hecho de dos personas, ambas libres de matrimonio y sin impedimento para contraerlo, que viven de forma constante y permanente en el mismo domicilio, de manera ininterrumpida durante dos años, o bien, durante menos tiempo si cohabitan y procrean uno o más hijos en común.

La porción normativa declarada inconstitucional es la que dice “…ambos libres de matrimonio y sin impedimento para contraerlo…”, que está contemplado de manera similar en el Código Civil de Guerrero (art. 494-bis) y los demás códigos de la materia en la República Mexicana, misma que tiene como finalidad que el concubinato se forme por parejas solteras, es decir, por parejas que no se encuentren unidas en matrimonio.

Ahora bien, aun cuando ese fallo no es apto para integrar jurisprudencia obligatoria, lo cierto es que, sí deja abierta la posibilidad para que en el futuro, se reconozcan las relaciones de concubinato que mantengan los hombres casados con terceras personas.

Sin embargo, es menester precisar que el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, solo declaró inconstitucional uno de los requisitos para que una relación de pareja se pueda considerar como concubinato, concretamente, el requisito de soltería, y no así los demás requisitos legales de configuración.

Entonces, de acuerdo con dicho fallo, se desprende que los casados pueden ser concubinos cuando se cumplan los demás requisitos, es decir, que los concubinos casados hagan “vida en común de manera notoria y permanente”, esto es, “que los concubinos hubieren vivido juntos públicamente como si fueran cónyuges, durante dos años”, o bien, “que hayan tenido hijos de ambos, cualquiera que haya sido la duración de la vida en común”, como lo señala el Código Civil de Guerrero (arts. 494-Bis y 1432).

En consecuencia, si se sigue el criterio aludido, no toda relación extramarital puede configurarse como una relación de concubinato, ni siquiera si procrean un hijo, sino que requerirá adicionalmente, que ambos hagan una vida en común de forma notoria y permanente como si fueran cónyuges, por lo menos durante dos años o menos si procrean un hijo en común.

Así las cosas, y en el supuesto de que se llegue a configurar una relación de concubinato del hombre casado, conforme al reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se entendería que el efecto entre los concubinos sería el establecer la obligación alimentaria del concubino y el correlativo derecho de la concubina a recibir alimentos, mismo que tendría que determinarse conforme a las posibilidades del que debe cubrirlos y la necesidades de la que deba recibirlos, de acuerdo a las circunstancias particulares.

Lo que no se ha determinado, son los demás efectos que acarrea la relación de concubinato del hombre casado con su concubina, y además con su cónyuge, así como en el caso de que colisionen los derechos que ambas detenten, lo que tendrá que irse definiendo por la jurisprudencia o a través de reformas legales, en el supuesto de que se llegue a consolidar el criterio antes mencionado que fue adoptado por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver el Amparo en Revisión 3727/2018.

 

Foto: Joanna Nix-Walkup

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Guerrero en sus mejores momentos de inversión inmobiliaria

Autoridades estatales e inversionistas, realizaron un recorrido para supervisar los avance…