Inicio Opinión Colores y resultados / Por: Daniel Hernández 

Colores y resultados / Por: Daniel Hernández 

5 minuto leer
0
172

Hace un año nadie esperaba que en los primeros meses de 2020 nuestra vidas dieran un giro radical, pero sucedió, al principio las noticias parecían de sucesos lejanos a nosotros geográficamente y como sociedad, la realidad nos fue alcanzando, confinamiento voluntario, medidas especiales de prevención pero también de contención y más aún de solución ante los casos que cada vez aumentaban más en número y en sus consecuencias fatales.

Estas medidas fueron tomadas con la intensidad que ameritaba la situación, el resultado de su ejecución llevó a modificar nuestro plan de vida, eso incluyó aspectos sociales , políticos y económicos, en el último rubro las consecuencias adversas han sido considerables, el impacto que se ha vivido en ese sentido se empezó a sentir desde los primeros días para la mayoría de la humanidad, pero sus efectos se siguieron y seguirán presentando.

Pasados los índices más altos y los daños dejados por la pandemia se tenía que volver a retomar nuestras actividades esenciales, “transitar a una nueva normalidad” como lo señalaron las autoridades de nuestro país, la reincorporación tenia que ser en base a la presencia y efectos del COVID-19 en nuestro día a día, se generó un planteamiento para poder hacer paulatino ese regreso y se estableció un sistema que en base al monitoreo periódico y diario de incidencias sugería el tipo de actividad y afluencia para el uso del espacio público que se podría permitir, ese sistema es el semáforo de riesgo epidemiológico.

Dicho sistema se seccionó de forma estatal, dividido en cuatro colores que permitía señalar el riesgo en cada entidad federativa de acuerdo a diversos factores establecidos, uno de los beneficios tangibles fue el retomar las actividades económicas de diversos sectores, reactivación que sirvió para generar certidumbre y confianza en una recuperación en diferentes aspectos, pero uno elemental, como es la economía, llevará a otros beneficios.

Este semáforo se convirtió en una oportunidad para autoridades estatales y ciudadanos de trabajar en conjunto, la capacidad de los gobiernos de coordinar los esfuerzos de todos los sectores, principalmente de salud, se refleja en los cambios de color asignados en el semáforo mencionado. Nuestro estado a resultado un caso excepcional, en dónde el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dio muestra de sensibilidad, experiencia y capacidad para que junto con su gabinete y sociedad en general permitan que a partir del día de hoy nos encontremos en color amarillo, situación que solamente otros 9 estados del país pudieron lograr esta ocasión, resaltando que en materia turística nuestra entidad es la única de esos diez estados con esa vocación que entrará al color señalado, sin duda cuando hay trabajo con un mismo objetivo entre autoridades y ciudadanos para un fin común el resultado será positivo, es la vida misma

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Cae presunto pedófilo en Acapulco

Elementos de la Fiscalía General del Estado de Guerrero detuvieron a quien fue identificad…