Dark Light

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, coincidió con el gobernador Héctor Astudillo Flores sobre que Guerrero requiere un trato especial dentro del Plan de Paz y Seguridad de Andrés Manuel López Obrador, debido al grave problema de violencia e inseguridad.

En entrevista tras asistir a la instalación del Consejo Consultivo Municipal de Turismo, Román Ocampo puntualizó que López Obrador es un hombre comprometido con México, por ello la implementación de las normas en materia de seguridad va a ser irse al fondo de las causas de la violencia.

Destacó que para nadie es oculto que Guerrero es uno de los principales proveedores de la ampolla y la marihuana, por lo que hay un clamor de muchos sectores de la sociedad para que se despenalice su cultivo.

“Guerrero por su atraso ancestral se ha convertido en un lugar con problemas de inseguridad graves en diferentes municipios, requiere de un trato especial, eso es innegable, y en Acapulco haremos lo que nos corresponda”, señaló la alcaldesa.

En tanto, respecto al conflicto que prevalece en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, la alcaldesa sostuvo que hay “manos criminales atentando contra las instalaciones de Capama”.

Indicó que debido a problemas sindicales y ajenos a Acapulco, hay trabajadores que han destruido las instalaciones y han dicho que no les importa dejar sin agua al pueblo.

Dijo que hay intereses en dejar sin agua a Acapulco ya que el negocio son las pipas de agua, incluso hay lugares donde las bombas se encuentran destruidas.

“Estamos en un plan de actuar de manera penal contra esas manos y mentes criminales que le están haciendo daño a Acapulco”, agregó Adela Román Ocampo.

entradas relacionadas
Total
1
Share