Dark Light

Uno de los retos que enfrentamos a causa de la transición epidemiológica, y que forma parte de los más importantes para esta administración, consiste en cambiar el enfoque curativo de la atención y fortalecer un modelo de prevención y promoción, con el fin de disminuir la carga de las enfermedades no transmisibles que afectan el bienestar de la población y que representan un riesgo para la sustentabilidad financiera del sistema de salud.
Así lo afirmó el secretario de Salud, Carlos De la Peña Pintos, al inaugurar, en representación del gobernador Héctor Astudillo Flores, el Curso Estatal de Salud, Prevención, Tratamiento y Control del Pacientes Diabético.
Aseguró que hace cuatro décadas las enfermedades más comunes y que provocaban el mayor número de muertes eran las infecciosas. Hoy, los padecimientos crónico-degenerativos, como la diabetes, las enfermedades isquémicas del corazón, las hipertensivas, las hepáticas y el cáncer dominan el panorama de mortalidad.

[adrotate group=”1″] Informó que en la entidad en 2015 se registraron 6 mil 526 casos nuevos de diabetes, en tanto que en lo que va del presente año se tienen 3 mil 821. Asimismo, agregó, el año pasado hubo 2 mil 940 fallecimientos por su causa, mientras que en estos meses de 2016 suman mil 968.

 

Reafirmó que la dinámica epidemiológica actual se relaciona con los cambios en los estilos de vida y los factores a los que se encuentra expuesta la población en los últimos años, como la mala alimentación, que se caracteriza por la ingesta de azúcares añadidos y grasas saturadas en exceso, así como por el bajo consumo de frutas y verduras.
Aunado a lo anterior, agregó, está la baja actividad física y el consumo de tabaco y alcohol, lo que hace más propensos a los mexicanos a padecer sobrepeso y obesidad, a la vez que los predisponen a sufrir enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes y algunos tipos de cáncer, entre otras.
El Secretario de Salud señaló que en el caso particular de la diabetes, en 2015 murieron al menos 90 mil mexicanos por esta causa, lo que significa que uno de cada siete defunciones está relacionada con esta enfermedad. En el caso de Guerrero, la diabetes es la segunda causa de mortalidad y de años de vida saludables perdidos, por lo cual se requiere acciones en materia de prevención para retrasar o impedir su aparición, dijo.
Acompañado por el responsable del curso, Ángel González Caamaño, de la Academia Nacional de Educación Médica, y Xavi Rams, director general de Ferrer México, indicó que este curso representa un esfuerzo que permite ofrecer al personal médico y paramédico del primer nivel de atención, elementos suficientes para mejorar la toma de decisiones para el manejo del paciente con esta enfermedad crónico degenerativa, con base en evidencia científica.
Explicó que el curso, en el que este día se registraron 671 participantes, tendrá una duración de cinco meses, realizándose el tercer viernes y sábado de cada mes, además de que se transmitirá simultáneamente en 6 Jurisdicciones Sanitarias, 7 hospitales generales (Huitzuco, Chilapa, Taxco, Tlapa, Acapulco, Renacimiento, Chilpancingo) y dos Hospitales de la Comunidad, con el fin de que la capacitación llegue a la mayoría del personal médico de esta dependencia.
Por último De la Peña Pintos indicó que el personal de salud debe contar con los conocimientos y destrezas necesarios para apoyar al paciente en proceso de adopción para el resto de su vida de estilos de vida saludables y brindarle al paciente una visión integral sobre el tratamiento.

 

Vía Salud Guerrero

Deja un comentario

entradas relacionadas
Total
0
Share