Dark Light
La luna llena y, en consecuencia, la marea alta ayudaron en el reflote parcial del Ever Given y a liberar el Canal de Suez. Esta es la explicación.

El Ever Given un buque portacontenedores, uno de los más grandes del mundo, quedaba encallado el pasado 23 de marzo en el Canal de Suez mientras viajaba desde el puerto de Tanjung Pelepas, en Malasia, al puerto de Róterdam, en los Países Bajos.

(kees torn )

El Canal de Suez, en Egipto, ha sido una de las rutas marítimas más famosas y concurridas del mundo desde su construcción hace más de 150 años. La estrecha vía fluvial artificial, de hasta 193 km de longitud, se extiende hacia el norte-sur y es una importante ruta marítima.

Canal de Suez

En la mañana del 23 de marzo, una fuerte tormenta de arena parece ser que azotó zonas del desierto del Sinaí de Egipto produciendo una reducción de la visibilidad y vientos de unos 50 km/h que hicieron que este megabuque se desviara de su camino y encallara.

Pero parece ser que la luna llena, y en concreto, las mareas han tenido mucho que ver en que finalmente pudiera ser liberado del lugar donde se encontraba atrapado.

Sabemos que el movimiento más visible del mar es el oleaje, producido generalmente por el viento, y variable en función de la configuración geográfica costera.

Pero tenemos otro movimiento: el movimiento vertical de subida y bajada de agua, que puede observarse dos veces en una día, es lo que conocemos como marea.

Básicamente la marea es el cambio periódico del nivel del mar producido principalmente por las fuerzas de atracción gravitatoria que ejercen la Luna y el Sol (mareas más pequeñas) sobre la Tierra.

Cuando hay luna llena o la luna está en su nueva fase, su atracción gravitacional se suma a la del Sol, lo que resulta en mareas altas y bajas más extremas, las mareas vivas.

Existe otro tipo de mareas aún más intensas. Son las que tienen lugar durante los equinoccios: el Sol se sitúa en el plano del ecuador por lo que la alineación es casi perfecta entre el astro rey, la Luna y la Tierra, provocando las mareas vivas equinocciales.

En el Canal de Suez, la luna estaba llena el domingo (28 de marzo), cerca de su perigeo(máxima aproximación a la Tierra).

Este factor sin duda ayudó a darle al Ever Given un impulso para poder ser liberado de esa zona y restablecer el trafico marítimo. Se estima que la marea subió unos 46 cm.

De: Mar Gómez

Doctora en Físicas. Responsable de meteorología @eltiempoes

entradas relacionadas
Total
2
Share