Dark Light

Todos hemos tenido uno en algún momento de nuestra vida. Los ‘amigos con derecho’ son un clásico con nomenclatura moderna, pero nada que se haya inventado recientemente.

Resulta casi inevitable caer en este tipo de relaciones, en las que hay sexo y nada más; o peor, en las que hay sexo y sentimiento, pero ‘sólo son amigos’.

Es cierto que estos amigos con beneficio resultan ser un buen refugio ante la soledad (sobre todo invernal), pero no todos buscamos el mismo. Existen muchos y diferentes tipos “amigos con derechos”, ¿cuál es el tuyo o con cuál te quedarías?

EL BESUCÓN

Pocas veces traspasa la primera base porque resulta que está más que cómodo entre tus brazos, mientras ves una película en casa.

Plan preferido: Manta, peli y palomitas. O peor, juegos de mesa los domingos.

Nivel de sentimiento: Él o ella podrá querer más pasado el tiempo, pero probablemente, para entonces, te hayas cansado de que sea la primera cita todas las veces que se ven.

EL QUE NO CONSIGUE OLVIDAR A SU EX…

…y te llama cada vez que anda triste, celoso o enfadado. Lo cierto es que no trata apenas de disimularlo y no para de hablarte de ella o él. Eso sí, nunca te llora en el hombro, es demasiado orgulloso.

Plan preferido: Salir los sábados al local donde sabe seguro que se tropezará con su ex novia.

Nivel de sentimiento: Ninguno (y más te vale que tú tampoco).

EL CACHONDO

El mismo que recurre a la llamada del sexo después de una juerga con sus amigos. Lo ha pasado bien, pero ahora toca un poco de sarandonga con su amiga. Al principio te hacía gracia, pero has aprendido la lección y has puesto el móvil en silencio. Si te llama a las 4 de la mañana y te pilla despierto, bien; si no, que lo acueste su madre.

Plan preferido: Evitar pasar por su casa las noches que sale de fiesta. La resaca mejor con alguien que te cuide.

Nivel de sentimiento: Confuso. Si un día ves que te llama para quedar a comer, entonces puedes sospechar que quiere algo más.

EL “AMIGO CON DERECHOS” QUE ESTÁ ENAMORADO DE TI

Lo niegas constantemente porque te gusta pasar tiempo con él y te lo pasas de maravilla a su lado, pero eres totalmente consciente de que estás jugando con sus sentimientos. Sí, y no vale la excusa de ‘no nos hemos prometido nada’ o ‘yo le dije que sólo amigos’. Cariño, ¿y si esta situación se diera a la inversa? Deja de llamarle, tira de agenda y vuelve a crear otro ‘amigo con derecho’.

Plan preferido: Verte a todas horas.

Nivel de sentimiento: Se casaría contigo.

EL QUE ERA TU ENEMIGO EN PRIMARIA

Te llevará a rabiar, pero, después de tantos años, ha sido posible contener la pasión. Lo más seguro es que todo comenzara con alguna regañina o él retándote a algo, como de costumbre. Pero sin saber cómo, acabaron juntos de tanto en cuando – y cada vez más frecuentemente-. Por supuesto esto es algo que saben solo ustedes, hay que guardar las apariencias en público y demostrar que se siguen odiando a muerte.

 

Vía El Español

Deja un comentario

entradas relacionadas

Cómo pasar una inundación con tu coche sin riesgos

Pisa el acelerador suave y constante y bajo ninguna circunstancia revoluciones demasiado pues por el nivel del agua tu auto tiene poca tracción y podrías atascarte o peor, meter agua al motor y entonces sí estarás en problemas.
Total
0
Share