Inicio Opinión Al pueblo sabio… becas y circo / Por Pedro Kuri Pheres

Al pueblo sabio… becas y circo / Por Pedro Kuri Pheres

6 minuto leer
0
125

El escándalo por el caso Odebretch, y no la pandemia del Covid-19, es el auténtico anillo al dedo
que la Cuarta Transformación confeccionó a la medida de su interés político con miras a las
elecciones locales de este año y del entrante.
Cuando los efectos del nuevo coronavirus y los criterios en el manejo de la emergencia sanitaria
amenazaban su popularidad y credibilidad, el gobierno federal encontró en Emilio Lozoya, ex
director de Petróleos Mexicanos, una pertinente válvula de escape.
Extraditado a México sin pisar la cárcel aún, a condición de “revelar” la trama de corrupción en
torno a Pemex y la reforma energética, Lozoya presentó una denuncia de hechos ante la Fiscalía
General de la República (FGR) que fue filtrada oportunamente hace unos días. En su declaración
judicial de 63 páginas, estructurada a manera de novela, acusa de tráfico de influencias y sobornos
a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, así
como a otros ex servidores públicos de primer nivel y ex legisladores del PRI y del PAN. A Salinas
de Gortari, incluso, lo describe como cabildero de panistas.
La retahíla de pagos, acuerdos, encuentros y nombres de “peces gordos” consiguió su propósito
inicial: desviar la atención nacional y mediática del incremento irrefrenable de contagios de Covid-
19, con más de 543 mil casos positivos y casi 60 mil muertes hasta hoy, y de la enrevesada
estrategia de clases virtuales para el arranque del ciclo escolar 2021-2022 que inicia a partir del
próximo lunes. Tampoco se mencionan en esta coyuntura los miles de empleos que siguen
perdiéndose a consecuencia de los estragos del confinamiento.
Por el contrario, como propósito adicional, se implanta colectivamente la certeza de que Morena
es la alternativa contra la corrupción y los malos gobiernos.
Sin embargo, la denuncia de Lozoya conseguida por la FGR enumera hechos no confirmados y su
alcance judicial, por tanto, es limitado. Aún así, el presidente Andrés Manuel López Obrador
concedió un sello de autenticidad al documento e invitó a la sociedad, incluso, a leerla como un
breviario de desfalcos y agravios cometidos a la nación durante gobiernos anteriores.
Como preludio a ese escándalo, días antes fue filtrado también un video donde dos personas,
identificadas como Guillermo Gutiérrez, ex secretario particular del actual gobernador de
Querétaro, Francisco Domínguez, y Rafael Caraveo, ex funcionario del Senado, reciben bolsas con
fajos de dinero para amarrar, aparentemente, contratos con Pemex.
Tanto el video como la denuncia de Lozoya están plagadas de presunciones, algunas, por cierto,
rayando en la ridiculez y otras con cierto aire de veracidad.
Si la intención legítima de este gobierno es aplicar castigos ejemplares a figuras de alto nivel para
evitar la repetición de hechos de corrupción en México, sin ánimo persecutorio, el juicio sumario
mediático no tiene cabida.
De lo contrario, la 4T estaría incurriendo en las mismas prácticas maquinadas por gobiernos
anteriores, pero recicladas, para eliminar adversarios políticos y mantener aceptación social-

electoral, en un momento donde la incertidumbre económica merece toda la atención
institucional y no un espectáculo circense.
Pedro Kuri Pheres en Facebook
@pedrokuripheres en Twitter
acapulco.ok@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Gobierno más estricto para enfrentar COVID19 en Acapulco, advierte Adela Román

La presidenta municipal Adela Román Ocampo aseveró que su gobierno asumirá acciones estric…