Dark Light
Gobernar con abelinadas no lo merece Acapulco

Por: Miguel Hernández Albarrán

“Le voy a mover al pueblo” a la CFE, advierte Abelina López, así se expresó la alcaldesa de Acapulco al referirse a que la Comisión Federal de Electricidad le demanda el pago de 750 millones de pesos de adeudo que por concepto de consumo de energía debe la CAPAMA, deuda que si bien viene de anteriores administraciones, es una deuda institucional, tal vez Abelina no tiene noción de que es la presidenta municipal por lo tanto la responsable de las instituciones municipales, aunque también es muy probable que se encuentre mareada por estar parada en un “petatillo” y la soberbia no la deja aterrizar en el cargo y la responsabilidad que tiene.

Y ya encarrerada en eso de las “amenazas”, de viva voz Abelina López Rodríguez dio a conocer junto con el director de dicha paramunicipal que boletinara a todos los deudores con el buró de crédito, el tono fue amenazante, el mismo que para la CFE. Hablando del pueblo, fue el mismo pueblo el que mediante un largo bloqueo le recordó que en muchas partes de Acapulco no llega el agua por días y hasta por semanas enteras, si ese pueblo que le piensa levantar a la comisión de Electricidad, se levantó exigiendo el vital liquido.

La otrora “luchadora social” se le olvida lo que dice y especifica la CNDH: “El derecho humano al agua es indispensable para vivir dignamente y es condición previa para la realización de otros derechos humanos. Es por eso que el agua debe tratarse fundamentalmente como un bien social y cultural, y no sólo como un bien económico.”, posteriormente en redes sociales también le recordaron una de sus posturas de líder social, cuando junto con un grupo de ciudadanos en las propias oficinas de la Comisión de Agua Potable, reclamaba por los altos cobros en los recibos del agua y hacía un llamado a no pagarlos.

Habrá que recordarle a Abelina López Rodríguez, que tiene muchos pendientes y que la confrontación no es saludable y menos cuando ahora debe de cumplir lo que antes exigía, que los problemas de Acapulco no son creados por pleitos con la prensa, ni tampoco por otros partidos políticos (están desaparecidos, hasta en las regidurías), tampoco puede echarle toda la culpa al pasado, pues ella recibió la administración municipal de un miembro de su propio partido (a la cual por cierto acusó y señaló de corrupción), debe hacer política, bajarse del “petatillo”, quitarse los guantes y ponerse a trabajar.

Hay problemas de suministro de agua, recolección de basura, alerta sanitaria, de prevención del delito, inseguridad, arreglo de calles, mantener el área turística en buen estado, atender a los ciudadanos, a los empresarios y comerciantes, no nada más buscar ser cabeza de grupo político y gobernar con ocurrencias (Abelinadas), aunque tenga el ejemplo de AMLO, carece de la experiencia de gobernar, así que… ¡Aguas! con las amenazas.

entradas relacionadas
Total
37
Share