Dark Light
Pide Astudillo seguir usando el cubrebocas y la sana distancia para continuar con el movimiento económico

Debido al esfuerzo y al apoyo coordinado en las estrategias para bajar los contagios y hospitalizaciones por Covid-19, el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció que Acapulco, Chilpancingo e Ixtapa-Zihuatanejo pasarán a color amarillo en el semáforo epidemiológico estatal.

El ejecutivo guerrerense señaló que esto permitirá seguir reactivando la actividad turística y que haya mayor movimiento económico durante la temporada decembrina.

También informó que este lunes se darán a conocer los nuevos porcentajes de aforo tanto en los municipios en semáforo amarillo como los del color naranja.

Destacó que gracias a las campañas de sanitización y concientización en estos municipios, además de la responsabilidad de la ciudadanía y los prestadores de servicios turísticos en el uso del cubrebocas y la sana distancia, se logró estabilizar los contagios y las hospitalizaciones.

Asimismo, en estos lugares, el gobierno del estado reforzó la estrategia con túneles sanitizantes en mercados y transporte público, así como módulos de lavado de manos, logrando así frenar los contagios, por ende, los aforos para el sector hotelero y restaurantero podrá aumentar un poco más.

“Hay una división de semáforo en Guerrero, una parte está en naranja y otra en amarillo como Acapulco, Zihuatanejo y Chipancingo, porque sus números así lo permiten”, apuntó.

Astudillo Flores hizo un llamado general a la participación de todos para avanzar en esta nueva fase ante el inicio de la temporada decembrina para salir adelante, “lo más importante es la salud, ahí requerimos que cada quien ponga su parte”, insistió.

 

entradas relacionadas
Total
2
Share