Científicos inspirados en el caparazón de una tortuga, que puede inyectar medicamentos desde el interior del estómago, lograron una dosis de insulina dentro de una píldora creando un dispositivo ingerible

Los pacientes suelen preferir el tratamiento oral, y lo llevan a cabo mejor, pero muchos compuestos, incluida la insulina para la diabetes, no pueden sobrevivir la dura travesía a través del sistema digestivo.

El equipo de investigación dirigido por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), informó que solo se ha probado en animales.

Durante muchos años científicos han intentado desarrollar insulina oral para reemplazar al menos algunas de las inyecciones diarias que muchos diabéticos necesitan.

La idea es simple y compleja, se trata de proteger a la insulina de la descomposición digestiva y luego ayudarla a ser absorbida a través del intestino hacia el flujo sanguíneo.

Los investigadores recurrieron a la naturaleza para inspirarse.

La tortuga leopardo africana puede enderezarse por sí sola si es volteada sobre su caparazón gracias a las curvas pronunciadas de éste. Los investigadores crearon una cápsula miniatura con una forma similar y un fondo con peso, para que cuando llegue al estómago automáticamente gire en la dirección correcta para adherirse, señala el equipo investigador.

Luego el equipo diseñó un micro inyector, como una aguja hecha de insulina seca comprimida en una punta afilada. Para activarla, los investigadores atan un pequeño resorte a un disco de azúcar endurecido.

La acidez estomacal disuelve el azúcar gradualmente hasta que el resorte se activa, arrojando la insulina hacia la pared estomacal.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En WOW
Comentarios cerrados

Mira además

Intensifica gobierno de Acapulco acciones para liberar espacios en zona turística

Acapulco, Gro., 20 de abril de 2019.-* Para ofrecer una mejor imagen a los visitantes que …