Opinión

Terrenos políticos…al fin y al cabo, terrenos todos